Sabemos que iniciamos un año con un importante cúmulo de pendientes del sector, además tenemos enfrente un complicado panorama externo ante la incertidumbre que genera una posible nueva dinámica en las relaciones comerciales y políticas del país vecino del norte con México, por lo que nuestra organización debe estar sólida y unida ante los evidentes retos inmediatos que significan los cambios externos de los que no estamos ajenos.

 

En días pasados, tuvimos la presencia de los representantes de la red nacional de delegados de CANACAR, una imprescindible e importante estructura de apoyo con la que trabaja nuestra organización para llevar nuestros servicios a los transportistas de diversas regiones de nuestro país. Refrendamos el apoyo y respaldo a nuestros delegados, a quienes dejamos claro el llamado a la unidad gremial para continuar en el esfuerzo de sacar adelante al sector del autotransporte.

 

Por todas esas consideraciones, convocamos al gremio nuevamente a cerrar filas e intensificar tareas y voluntades para emprender acciones que resuelvan las problemáticas; mientras tanto, continuamos con nuestra labor de seguir abonando al orden, promoviendo entre nuestros afiliados el cumplimiento de las leyes, fomentando el fortalecimiento institucional que, hoy más que nunca, requiere de una verdadera comunicación y auténtica unidad de los transportistas

 

 

Rogelio F. Montemayor Morineau

Presidente Nacional

@rmontemayorm