Sin duda nuestro país tiene importantes retos inmediatos que enfrentar, lo que evidentemente repercute de manera directa en la actividad del autotransporte federal. Hoy más que nunca, los transportistas debemos estar organizados ante los tiempos complejos que estamos viviendo en nuestra industria, conteniendo día a día el perjuicio de las diversas dificultades que impide el desarrollo cabal del sector.

 

Por ello, hago un llamado a todos nuestros socios para mantenernos unidos porque juntos debemos ver en la adversidad las oportunidades que podríamos tener enfrente, sumándonos todos en el esfuerzo por hacer una genuina fuerza como un gremio que responsablemente sabe de la importancia de nuestro sector en la economía y el compromiso que tiene con México.

 

Estamos conscientes que fortalecidos, trabajando con unidad, llegando a los acuerdos y las coincidencias de forma propositiva, los transportistas detonaremos las mejores ideas que nos ayuden a dejar atrás los obstáculos, mejorando las perspectivas del transporte, mirando otras maneras de generar exitosos esquemas de negocios que abonen a la competitividad de nuestras empresas.

 

Rogelio F. Montemayor Morineau

Presidente Nacional