Riviera Maya, Quintana Roo.- La necesidad de construcción de infraestructura en México debe desarrollarse en paralelo a la demanda de servicios y no con un criterio de carácter político, sostuvo el vicepresidente Ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), José Refugio Muñoz López.

Al participar en el panel de Infraestructura y Competitividad en el Transporte de Carga, el directivo sostuvo que de poco sirve realizar grandes reformas en el país si éstas no vienen acompañadas de una mayor construcción de infraestructura que beneficie la movilidad y los servicios de la población.

“Los niveles de competitividad están estrechamente relacionados con el desarrollo de la infraestructura de los países”, indicó Muñoz López, durante su ponencia desarrollada en el XVII Foro Nacional del Transporte de Mercancías organizado por la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP).

En México existen 379 mil kilómetros de caminos de los cuales el 13 por ciento son autopistas federales, si se suman las carreteras estatales el porcentaje incrementa a 37 por ciento del total, lo que se interpreta como una importante falta de conexión de nodos en el país, lo cual genera problemas de saturación y acceso a las ciudades.

El directivo de CANACAR señaló que está a favor de una ley federal en materia de transporte no sólo para darle orden a la movilidad del país, sino para transformar la política pública en materia de infraestructura en donde hay una oportunidad para definir los criterios de conectividad que eviten la restricción de circulación del autotransporte de carga en estados y municipios.

 

EL DATO

México se posiciona en el lugar 36 de 43 en competitividad internacional, en donde países como Perú, Costa Rica y Panamá, son más competitivos que nuestro país de acuerdo al Índice de Competitividad Internacional del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), sólo está por arriba de Argentina, Colombia, Indonesia, India, Guatemala y Nigeria.

—00000—