DISCURSO DE TOMA DE PROTESTA DE ROGELIO F. MONTEMAYOR MORINEAU, COMO PRESIDENTE ELECTO DE CANACAR 2017-2018.

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA.

8 DE MARZO DE 2017.


Buenas tardes,

Bienvenidos a todos ustedes que nos acompañan en este lugar donde hoy los transportistas decidimos continuar en la ruta de un proyecto que ve por el presente y futuro del autotransporte de México, con una visión integral que, además de alinear, emprende las acciones que nos demanda la propia industria, la actividad económica de nuestro país, así como el contexto internacional.

Este día, los transportistas estamos reunidos desde temprano celebrando los trabajos de la Asamblea General Ordinaria 2017 de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga.

Antes de todo, quiero agradecer al máximo órgano de decisión de nuestra institución, que el día de hoy tuvo a bien efectuar la renovación del Consejo Nacional Directivo de la Cámara, brindándome la confianza de seguir trabajando con nuestro proyecto y continuando al frente de nuestra institución por un año más.

Hoy, aquí en este evento en el que nos encontramos, celebramos la unidad de los transportistas, en donde refrendamos el fortalecimiento gremial y continuamos en el compromiso de generar las mejores condiciones para las empresas de nuestros afiliados, buscando, indudablemente, el desarrollo del sector autotransporte de carga.

Así nos lo exige nuestro máximo órgano de gobierno, nuestros afiliados y el Programa de Trabajo 2015-2018 que nos propusimos, el cual hemos venido desarrollando con mucho empeño, alineando todos los esfuerzos, así como las acciones necesarias en tiempos tan complicados para el sector.

 

Como Cámara Nacional tenemos la importante labor de representar y salvaguardar los intereses generales de la industria del autotransporte de carga. La responsabilidad que por tercer año me han conferido esta mañana al frente de la dirigencia de CANACAR, consiste en trabajar para hacer posibles las cosas, conjuntando agendas, coordinándonos con los actores involucrados todos los días para mejorar las condiciones de nuestra actividad.

Muchas gracias por su confianza.

 

México tiene retos internos y desafíos globales que atender. La prioridad ahora es mantener sanas sus relaciones políticas y comerciales con las naciones socias. México se ha convertido en un atractivo comercial para el mundo, esto lo avalan los diversos tratados de libre comercio así como acuerdos comerciales con más de 45 países en el planeta, uno de ellos, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Ante el insistente empeño por parte del nuevo gobierno de Estados Unidos de renegociar el Tratado de Libre Comercio. No debemos permitir renegociar un tratado comercial, que México ha aprovechado y trabajado intensamente, que nos deje en desventaja, con acuerdos o cláusulas que no sean factibles de cumplir por las partes.

Nuestro país debe exigir su permanencia como socio comercial activo y responsable, con un trato igualitario en el tratado trilateral.

Una renegociación que trastoque la relación comercial con los Estados Unidos, sería lamentable, ya que perjudicaría a la actividad del autotransporte de carga en materia de comercio exterior para México.

Tenemos un intercambio comercial con Estados Unidos calculado anualmente de 515 mil millones de dólares. El flujo comercial vía terrestre carretero entre México y el país vecino del norte es de alrededor de 360 mil millones de dólares, lo que significa 83 por ciento del total del intercambio comercial terrestre entre ambos países que suma 434,357 millones de dólares.

Aquí se demuestra la gran importancia que tiene el autotransporte de carga en el ámbito de las exportaciones e importaciones de bienes en nuestra frontera.

Por ello, Señor Secretario, los transportistas de México queremos participar en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio en materia de autotransporte, queremos cooperar con el gobierno mexicano, es momento que nuestra industria salga de las sombras oficialistas del gobierno norteamericano y se le dé un trato justo en las mesas de negociación.

En los últimos años, el autotransporte de carga no la ha pasado nada fácil.

Diversas dificultades han venido a complicar la actividad diaria estratégica de este sector. Las empresas que ofrecemos el servicio, enfrentamos serias dificultades, de manera que nos han rebasado el número de temas que dificultan la operación del sector.

El autotransporte atraviesa momentos difíciles, esto es resultado de diversas problemáticas e importantes pendientes que han impactado fuertemente como no se había visto en los últimos 25 años.

La modernización es una de las tareas pendientes que no se ha logrado concretar con los resultados planeados. Tenemos un programa de renovación vehicular que no avanza a la velocidad que nos propusimos. Por tal razón, en representación del gremio nacional solicitamos establecer una mesa de trabajo, Señor Secretario, con el objetivo de definir las acciones inmediatas que debemos realizar en conjunto autoridades, industria y armadoras para destrabar su marcha, llevando al sector a una efectiva renovación, con un crecimiento sistemático, fomentando la productividad de las empresas.

Nuestro sector es el más regulado de todas las actividades económicas en nuestro país, atendemos una ley de caminos, puentes y autotransporte federal, se desprenden 5 reglamentos específicos y 32 normas técnicas. Sin embargo, la amenaza de la sobrerregulación ronda nuestra actividad con diversas medidas contrarias a la competitividad del sector.

Tenemos en el estado de Nuevo León un Reglamento Homologado de Tránsito y Vialidad para la Zona Metropolitana de Monterrey que afecta la circulación del transporte de Servicio Público Federal, con restricciones de horarios y accesos que hace ineficientes los mecanismos para garantizar el abasto, además del costo del permiso para circular vehículos de carga pesada por las calles y avenidas restringidas.

Quienes integramos la industria del autotransporte público federal de carga expresamos el compromiso de hacer un uso más eficiente de nuestras rutas y horarios, con el fin de contribuir con las medidas locales; sin embargo, nuestra preocupación es que esta iniciativa de reglamentos homologados sienta un precedente nacional, se extienda por todos los estados y municipios, teniendo así, una descabellada sobrerregulación de tránsito por todo el país.

Asimismo, Desde el año pasado fue implementado para los vehículos de autotransporte de carga que porten placas del servicio público federal, un Programa de Contingencias Ambientales con el que se restringió su circulación en la Ciudad de México y 18 municipios del Estado de México, sin tomar en cuenta que medidas como ésta, lejos de contribuir en materia ambiental, perjudica de manera importante un eslabón que está integrado a todo el sistema de abasto, afectando directamente a la productividad de las empresas.

Nuestra organización siempre contribuirá conjuntamente con la autoridad en acciones contundentes que se implementen en materia de protección al medio ambiente, sin que ello afecte la operación, productividad y la actividad del sector del autotransporte.

Hace unos meses se realizó un debate organizado por el Senado de la República y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en torno a la prohibición del doble remolque en México. En principio, CANACAR señaló que la principal premisa con la que se quiere resolver la problemática de los accidentes en nuestra carreteras, es con el ejercicio de la prohibición.

Por ello, ante el pleno legislativo manifestamos que NO es con la prohibición de la configuración del doble remolque o cualquier otra, o la restricción de la circulación en las carreteras, como se puede dar solución al lamentable tema de accidentes.

De las 28 configuraciones vehiculares existentes de autobuses, camiones y articulados, todas éstas cumplen con una función técnica específica para el transporte de pasaje, así como de mercancías. Cada una de ellas tiene su vocación, de tal modo que, cada una de estas configuraciones vehiculares existen para ser empleadas en el mercado porque así lo exige la demanda, cada vez más grande, que atender.

Como sabemos el autotransporte de carga cumple con una función social y económica de vital importancia. Los transportistas estamos trabajando dedicadamente en modernizar y profesionalizar nuestro sector para que desarrolle su actividad en las mejores condiciones.

En México, queda decir, la carretera seguirá siendo por muchos años más, la principal vía de transportación.

Por ello, la sociedad requiere de un transporte eficiente que cumpla con el abasto puntual, con altos estándares de seguridad que garantice y salvaguarde la vida de quienes transitamos en las carreteras.

El Estado es el encargado de garantizar la seguridad e integridad de las personas en las vías de comunicación. Por eso, Señor Secretario, las decisiones que todos los involucrados debamos tomar en materia de seguridad vial, no deben estar encaminadas a la prohibición, sino a mejorar la regulación y supervisión de la actividad.

Insistimos: La seguridad en las carreteras es compromiso de todos, que pasa por el cumplimiento irrestricto de la ley y la normatividad vigente.

Otra problemática que los transportistas venimos padeciendo es el alarmante incremento en el número de robos de unidades de carga en el territorio nacional.

En ciertas regiones y estados del país este delito ha llegado ha crecer hasta por arriba del 50 por ciento sin poderse frenar la alza de la incidencia.

Ante la compleja realidad, NO podemos quedarnos con los brazos cruzados. Requerimos certeza legal en este renglón de la seguridad. Estamos en la tarea de buscar la tipificación del robo al autotransporte de carga como un delito federal. Llamamos al Poder Legislativo a atender estas iniciativas de reformas que van en este sentido.

Nuestra carreteras deben ser seguras para sus usuarios, por eso buscamos la coordinación entre autoridades federales, legisladores y de las diferentes entidades para combatir el delito.

 

Señor Secretario, todo esto, es parte de una serie de preocupaciones que tenemos los transportistas del país, por lo que proponemos buscar juntos esquemas más eficientes y expeditos, reforcemos nuestra coordinación, mantengámonos en estrecha colaboración para dar repuesta a las demandas de un sector estratégico para la economía nacional, en el que también los transportistas participemos y aportemos al desarrollo del país.

No sólo pedir sino también aportar ideas, queremos ser propositivos, estamos en toda la disposición de aportar nuestro conocimiento y experiencia.

Estamos haciendo todo por ser más seguros, más eficientes, más formales, más competitivos, pero también requerimos del trabajo y esfuerzo de la autoridad, en muchos aspectos, para realizar mucho mejor nuestra labor en las carreteras.

A través de su amable conducto, Señor Secretario, exprésele al Señor Presidente de la República nuestro mayor interés para participar en la creación de las políticas públicas que hagan más competitiva nuestra industria y abonar al crecimiento del país.

Por favor, llévele el mensaje de colaboración de parte de un gremio unido, que le solicita su importante apoyo para que el autotransporte en México siga siendo nacional, avance, se modernice y se desarrolle para concretar la creación de una gran plataforma logística del mundo.

En semanas pasadas, el Presidente Peña Nieto anunció el relanzamiento del sello “Hecho en México”, en donde definió que “Lo hecho en México es sinónimo de calidad y un motivo de orgullo para todos. Llevando bien puesta la camiseta de México, sigamos trabajando juntos, sigamos impulsando un país de talento único y de calidad mundial”.

Queremos decirle al Presidente Peña Nieto que CANACAR tiene su sello distintivo “TRANSPORTANDO AL PAÍS, TRANSPORTANDO A MÉXICO”, instrumento propio de nuestra organización que busca fortalecer la cultura de la legalidad, responsabilidad social y calidad del servicio de las empresas del sector del autotransporte de carga.

Se trata de un proyecto que fundamentalmente está pensado para impulsar al micro y pequeño transportista a crecer, a desarrollarse, a profesionalizarse, pero sobre todo, a aportar a la productividad de sus empresas.

Nuestra Cámara es una fuerte promotora del desarrollo de las empresas para que tengan la solvencia operativa, técnica, profesional y de capacitación que las prepare para enfrentar la demanda que generan poderosos sectores productivos que tenemos que atender.

Con el sello ““TRANSPORTANDO AL PAÍS, TRANSPORTANDO A MÉXICO”, CANACAR participa y colabora de igual manera en la formación de empresarios transportistas talentosos en México.

Es impensable una nación sin transporte. México necesita del transporte para su desarrollo económico y social.

La actividad industrial en México muestra un comportamiento de crecimiento acelerado, hay sectores productivos como el automotriz, el aeroespacial, el agroaliamentario, el turístico que mantienen un dinamismo positivo, pues están en franco desarrollo, al igual que el sector exportador, por lo que los industriales mexicanos demandan del servicio de transporte mayor calidad y costos más competitivos. Tenemos que estar preparados para atender tales volúmenes de producción que están generándose en el país.

Señor Secretario, amigos transportistas, una importante línea de acción de esta directiva de CANACAR es enfocarnos en mejorar y revitalizar la imagen de nuestro gremio.

Para nosotros es importante decirle a la sociedad, a las autoridades que los empresarios del autotransporte de carga sentimos un fuerte compromiso, de modernizar y profesionalizar nuestro sector. Tenemos por delante fuertes desafíos que enfrentar para lograr un objetivo común que anhelamos todos los que estamos dentro de esta actividad: la competitividad del autotransporte de carga.

Los transportistas queremos ser parte de las historias de éxito, sabemos conjuntarnos, transitar en la ruta del trabajo y el esfuerzo, porque entendemos que el transporte juega un papel estratégico en la economía, razón por la cual no puede quedar al margen de las grandes decisiones y cambios que se están gestando en el país.

En CANACAR así lo entendemos, por eso queremos continuar Transportado los bienes de todos los mexicanos y seguir Transportando al País a su pleno desarrollo y prosperidad.

Gracias por su atención.

—–00000—–