Agudiza escasez de conductores también en Europa

Un nuevo informe de la International Road Transport Union (IRU), detalla que la industria del autotransporte de carga en el viejo continente se enfrenta a la mayor escasez de conductores profesionales en décadas.

El informe se basa en sondeos a miembros de la IRU, así como a organizaciones asociadas de octubre de 2018 a enero de 2019, donde revelaron un déficit de conductores del 21 por ciento en la industria del transporte de carga. “El problema se está acelerando y se prevé que llegará al 40 por ciento a medida que la demanda de los servicios crezca en 2019”, detalla el documento.

Boris Blanche, director general de la IRU, advirtió que la industria debe tomar medidas inmediatas y contundentes para hacer frente a este fenómeno. “Si no se controla, tendrá graves implicaciones para la economía europea y conducirá a un aumento de los costos para las empresas y los consumidores”, sentenció el directivo citado en el documento.

De acuerdo con la IRU, en cambio, no hay escasez de oportunidades en esta profesión. De hecho, la investigación encontró que la satisfacción laboral tiende a ser alta, con solo el 20% de los conductores encuestados expresando alguna insatisfacción con su trabajo.

¿Qué está causando la escasez?

Según la investigación de IRU:

  • El 57% los hombres y el 63% de las mujeres operadoras creen que la imagen deficiente de la profesión está reprimiendo el reclutamiento.
  • El 79% de los conductores creen que la dificultad de atraer mujeres a la profesión es una razón de la escasez.
  • Datos del Foro Internacional de Transporte muestran que las mujeres representan solo el 2% de los conductores de transporte en Europa.
  • El 70% de los conductores de entre 25 y 34 años creen que la dificultad de atraer a los jóvenes es una de las principales razones de la escasez.
  • El 76% de los conductores cree que las condiciones de trabajo, y el 77% que largos períodos fuera de casa disuade a muchos de ingresar a la profesión.
  • La industria también sufre de una fuerza laboral que envejece. En Europa, la mayoría de las empresas del sector emplean conductores cuya edad promedio es de 44 años.

¿Qué se debe hacer?

Según la IRU, es imprescindible emprender de manera urgente un esfuerzo global para abordar las percepciones erróneas negativas y mejorar la imagen de la profesión. Al mismo tiempo, todas las partes interesadas de la industria deben actuar para mejorar las condiciones de trabajo, el tratamiento a los conductores, así como la infraestructura para detonar el desarrollo del sector.

Mapa de la escasez

En el Reino Unido, la salida del país de la Unión Europea llega justo cuando se estima que su escasez crece a una tasa asombrosa de 50 conductores por día.

La edad promedio de los conductores en Alemania supera los 47 años, lo que supone que el 47% de la fuerza laboral en los camiones se retirará para el 2027, creando un déficit de alrededor de 185 mil conductores.

En Bélgica los operadores estiman que las necesidades de la industria requerirán un 28% más de conductores que los niveles en 2018, lo que provocará una escasez de conductores de casi el 50 por ciento.

En Noruega, las compañías de camiones estiman que su demanda de conductores aumentará un 12% en 2019. Combinada con la tasa de vacantes del 22% identificada en 2018, esto aumentará la escasez de conductores a un 35 por ciento.

Las compañías de camiones en Rumania enfrentaron un déficit del 37% en 2018 e indicaron que serían necesarios un 32% más de conductores para crecer en 2019, lo que generaría una escasez de conductores de casi el 70% si no se aborda el problema.

De acuerdo con la Unión Europea de Transportistas por Carretera, en Francia se precisa un déficit de 23 mil conductores. En Italia la cifra asciende a 15 mil. Y en España hacen falta 12 mil.

X