El autotransporte de carga está transitando por una grave crisis de seguridad. El alarmante incremento en la cuantificación del delito de robo en los últimos años, es muestra del imparable flagelo que todos los días se genera en las vías federales del país.