Si hay otro factor negativo que secunda el gravísimo problema de la inseguridad que atraviesa hoy día nuestro sector, es el tema de la sobrerregulación en el autotransporte que de manera directa está impactando en la operación y la competitividad de nuestras empresas.

Debido a la decisión de algunos estados y municipios de reglamentar el paso de transportistas de carga en su demarcación local a cambio de un pago correspondiente por la circulación del transporte con placas del Servicio Público Federal, en CANACAR observamos que la medida resulta contraria a las disposiciones federales que el sector debe atender en la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal.

Corroboramos que nuestra institución continuará en la permanente participación con los gobiernos para mejorar la movilidad de la ciudades, el medio ambiente y la seguridad vial; sin embargo, seguiremos levantando la voz y oponiéndonos  al claro propósito de las autoridades locales de imponer una tarifa con fines recaudatorios que deriva en la restricción a la circulación del transporte de carga obstaculizando, en consecuencia, el abasto oportuno de la industria y de los mexicanos.

 

Rogelio F. Montemayor Morineau

Presidente Nacional