Julio

La preocupación por mejorar nuestro medio ambiente es un tema que ha estado en el interés de diversos sectores de la sociedad y las autoridades de nuestro país. En el ámbito del autotransporte es un tema prioritario en nuestra agenda, por lo tanto, al igual que el resto de la población, los transportistas queremos respirar un aire más limpio, por ello queremos ser partícipes de las soluciones que ayuden a reducir los índices contaminantes.

Sin embargo, insistimos que no es con restricciones ni impedimentos a la circulación o el acotamiento a la distribución de mercancías como se abatirá la contaminación, -como se ha intentado instrumentar por las autoridades en el Valle de México- sino con verdaderos proyectos integrales que resuelvan la problemática que tome en cuenta la imprescindible operación de nuestra actividad y su importancia en la economía nacional.

Me refiero a temas tan prioritarios como la modernización de la flota vehicular; la producción de combustibles de calidad; eficiencia en los sistemas de abasto y distribución; el mejoramiento de la infraestructura vial, así como la implementación de nuevas tecnologías y esquemas de financiamiento más atractivos para el sector, todos ellos, aspectos importantes que darán sentido al objetivo central que es mejorar la calidad de nuestro aire.

Ahora que recientemente tenemos una norma emergente que regula niveles de contaminación y verificación vehicular, entre otras cosas, el autotransporte de carga enfrenta una sobrerregulación ya que le rige en este sentido, una norma federal que es la NOM 045, la cual debemos buscar que se adapte y actualice para seguir trabajando con ella, para evitar tener dos normas que cumplir, sobre todo de carácter estatal.

 

Rogelio F. Montemayor Morineau 

Presidente Nacional

X