Avala CONCAMIN la Guardia Nacional

  • Industriales presentan propuestas para ser consideradas en la conformación del cuerpo de seguridad.
  • Programa Nacional de Seguridad en Carreteras y Grupo Especializado que atienda el robo al transporte, plantea Refugio Muñoz.
  • Demandan víctimas estrategia efectiva para revertir inseguridad, resalta directivo.

José Refugio Muñoz López, presidente de la Comisión de Seguridad y Prevención del Delito de CONCAMIN, expresó el firme respaldo de los industriales a la creación de la Guardia Nacional, como nueva estrategia del gobierno para hacer frente a la inseguridad.

Al participar en la Mesa 3: Fortalecimiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dentro de las Audiencias Públicas en materia de Guardia Nacional, realizada en la Cámara de Senadores, Muñoz López manifestó que es necesario trazar un plan integral para combatir la inseguridad, “donde se debe considerar no sólo la situación actual en la materia, sino a dónde pretendemos llegar como país”.

“Nosotros, como empresarios responsables de CONCAMIN, aspiramos a construir un país con la capacidad suficiente para que sea una nación de oportunidades y alcanzar estándares internacionales en materia de competitividad”, ratificó el directivo.

El autotransporte carga en la Guardia Nacional

De acuerdo con Muñoz López, la creación de la Guardia Nacional es un planteamiento que comparten y avalan los industriales, ya que urge un sistema que integre y coordine a las instituciones de seguridad pública, y procuración de justicia de las entidades federativa y municipios.

Puntualmente, el directivo enlistó diversas propuestas que deberán formar parte de la Guardia Nacional, destacándose lo siguiente:

  • Que en las coordinaciones regionales se integren representantes de cámaras y organismos industriales y de servicios que se encuentren afectadas por la delincuencia, a fin de implementar acciones coordinadas para prevenir y disminuir la misma.
  • Crear dentro de la Guardia Nacional un Grupo Especializado que atienda el robo al transporte en sus diferentes modalidades, como actualmente existe en la división regional de la policía federal. Este grupo tendrá la encomienda de implementar acciones de prevención y persecución del delito con protocolos específicos, sin dejar de lado las labores de verificación y vigilancia del cumplimiento de la normatividad relacionada con la seguridad vial.
  • Establecer como política pública un Programa Nacional de Seguridad en Carreteras, con un ente que coordine las acciones de todas las instituciones de seguridad de la federación, estados y municipios, permitiendo la coadyuvancia del sector privado para la atención de este ilícito.

En ese sentido, el también Vicepresidente Ejecutivo de CANACAR, aprovechó la ocasión para exponer el grave impacto que la inseguridad ha dejado para un sector estratégico y prioritario como lo es el autotransporte de carga, que en 2017 contribuyó con 3.2 por ciento del PIB, y movilizó el 81 por ciento de todo lo que se consumió y maquiló en el país.

Señaló que a partir del año 2015 la inseguridad en este sector se ha agudizado, vulnerando la prestación del servicio con afectaciones no sólo para el sector, sino para la economía en su conjunto.

Refirió que, de acuerdo con un estudio realizado por el despacho Consultores Internacionales en mayo de 2017, el robo al autotransporte de carga en los últimos ocho años creció 146 por ciento, siendo lo más grave el incremento de la violencia con que se comenten los delitos, de hasta 171 por ciento.

“Tan sólo en 2017 el robo al autotransporte de carga generó un costo país de 92 mil 500 millones de pesos, el equivalente al 0.5 por ciento del PIB Nacional”, sostuvo el directivo.

Añadió que el reciente bloqueo a las vías férreas en Michoacán ocasionó un daño equivalente al 0.3% del PIB Nacional.

¡Urge tipificar el robo al autotransporte como delito grave!

El directivo sostuvo que para avanzar en el marco jurídico es necesario tipificar el robo al autotransporte de carga como delito grave, ya que a pesar de que dicho delito pasó a ser competencia del fuero federal a partir de febrero de 2018, la medida no ha sido suficiente en lo que se refiere a la impartición y procuración de justicia y, sobre todo, en contrarrestar esta conducta delictiva.

“Los industriales y los autotransportistas de carga nos pronunciamos también a favor de que este delito sea considerado grave y se imponga a quien lo comenta, como medida cautelar, la prisión preventiva oficiosa”, asestó el directivo.

En su discurso, el directivo apuntó que México está llamado a convertirse en una plataforma logística y de transporte de clase mundial y llamó a identificar aquellos elementos que permitan reducir los costos logísticos. “En este renglón también presentamos una desventaja, como porcentaje del PIB nuestros costos logísticos totales representan más del 15 por ciento”, lamentó.

El líder transportista dijo que la capacidad para retener y atraer inversiones es una forma de medir la competitividad de los países, y según el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO), en este rubro México presenta un importante rezago: ocupa el lugar 36 de 43 países analizados, por debajo de Perú, Costa Rica y Panamá.

Detalló que el Banco Mundial considera rubros como el acceso a mercados, administración de fronteras, infraestructura, y el ambiente de negocios para determinar la competitividad de los países. “En este último renglón ocupamos el desafortunado 87º lugar de 117 países evaluados”, asestó.

Añadió que el mal ambiente de negocios está directamente relacionado con la inseguridad que padece el país. De casi 2 millones de delitos del fuero común que se comenten en el país, mas del 50 por ciento están en la categoría de delitos contra el patrimonio, concluyó.

A continuación se reproduce íntegra la participación del directivo en el Senado de la República:

X