General

Buscan reducir fraudes en compra-venta de camiones seminuevos

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) en colaboración con el Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI México) y de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), han concentrado esfuerzos para ofrecer herramientas que permitan validar información de los vehículos, a través del número de serie o VIN, lo que permitirá a los compradores y vendedores de automotores de la red AMDA validar la composición correcta del número de serie, así como consultar en línea al interior del sector asegurador que dicho vehículo no está vinculado a un ilícito.

Esta información, sumará certeza a los participantes de dichas transacciones, lo cual también ayudará a reducir fraudes en el proceso de compra-venta. Para ello, las asociaciones pondrán a disposición de todas las Agencias y Grupos Distribuidores el acceso al sistema en-línea VINPLUS, el cual permite ampliar la información que emana de un Número de Identificación Vehicular (VIN, por sus siglas en inglés)

Así mismo, por primera vez, las distribuidoras de AMDA contarán con una guía de valores de referencia para las unidades pesadas comerciales. A dicha colaboración se suma la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, AMIS poniendo a disposición información relevante a través de la misma plataforma, integrando datos como robo de vehículos, declaración de pérdidas totales y la vigencia de pólizas de seguro.

El objetivo es unificar la información de la identificación vehicular mediante fichas técnicas, clave homologada y valor comercial (algoritmo de depreciación) entre los sectores gubernamental, asegurador (AMIS), plantas armadoras y todos aquellos entes involucrados; convirtiendo esta herramienta en el principal medio de consulta automotriz en México, informó Ángel Martínez Álvarez, director general de Cesvi México.

“Para los compradores y vendedores de vehículos seminuevos es muy importante conocer que dicho vehículo no está vinculado a un hecho ilícito; actualmente existe información pública que permite esta validación, si existe una denuncia con las autoridades correspondientes. La participación del sector asegurador es acercar información relativa a vehículos que hubieran sido robados durante la vigencia de una póliza, con esto seguir sumando a las personas involucradas en este proceso”, afirmó Recaredo Arias, director general de AMIS y presidente de GFIA (Federación Global de Asociaciones de Seguros).

Además de este proyecto, AMDA y AMIS trabajan muy de cerca con las autoridades para analizar y mejorar la información que los propietarios de vehículos deben conocer, a través del Registro Público Vehicular (REPUVE), el cual fue creado hace una década y, por la propia evolución tecnológica, es importante hacer crecer, mejorar y sobre todo digitalizar; con ello, los organismos de la industria automotriz se suman al diseño de herramientas que ofrezcan certeza y seguridad a la ciudadanía, matizó  Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA.

Cabe señalar que no había una regulación de clave vehicular asignada por el gobierno para identificar los modelos de vehículos, y tampoco existía un estándar en valores comerciales ni clasificación en equipo pesado (tractocamiones y camiones), además de que tampoco había sido desarrollado un catálogo estandarizado de marcas, modelos y versiones.