Expone CANACAR agenda y condiciones del sector a Subsecretaría de Transporte

Una comitiva de CANACAR, liderada por su presidente nacional, Enrique González Muñoz, sostuvo un encuentro con Carlos Morán Moguel, titular de la Subsecretario de Transporte de la SCT, donde se analizaron las condiciones del sector, se expusieron asuntos pendientes y se habló de trabajo colaborativo para hacer más eficiente al autotransporte de carga.

González Muñoz destacó ante Morán Moguel que CANACAR trabaja en una agenda orientada principalmente a la seguridad, la actualización del marco legal y normativo, el fomento a la competitividad, la profesionalización y el comercio transfronterizo, entre otros rubros.

En seguridad, el líder de los transportistas advirtió que es la materia más complicada y urgente que se debe atender eficazmente. Detalló que se ha pedido que todas las instancias de seguridad sumen esfuerzos para disminuir la incidencia delictiva y otorgar certeza para los empresarios. Además de pedir, dijo, CANACAR ha asumido sus responsabilidades, impulsando leyes que endurezcan las penas contra el robo de carga y ayudando a optimizar la persecución de los delitos.

Al señalar que la Subsecretaría no es ajena a este desafío, pidió el apoyo de la dependencia para generar condiciones que demanda la prestación del servicio mediante el fomento de los paradores seguros. Al respecto, Morán Moguel, acompañado por Salomón Elnecavé, titular de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF), se comprometió a designar personal para visitar los 474 espacios identificados en las carreteras, y afirmó que buscará que los concesionarios de las autopistas inviertan en la creación de más paradores, y que cumplan los estándares de seguridad y confort propuestos por CANACAR.

En relación al marco normativo, CANACAR reiteró la propuesta de sustituir la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, que data de 1993  por una nueva Ley General de Transporte, que sea el marco de referencia para la homologación de reglamentos federal, estatales y municipales alusivos a la prestación del servicio. En este rubro, Morán Moguel celebró el ofrecimiento e instruyó a Salomón Elnecavé a analizar a fondo el contenido de la propuesta para trabajar en los cambios necesarios.

Asimismo, en el tema de la seguridad vial, los transportistas expresaron la necesidad de establecer un límite de antigüedad de 20 años para que los vehículos presten servicios, y fomentar un programa institucional de apoyo a la micro y pequeña empresa enfocado a la renovación vehicular en este nicho del sector.

Para mejorar la competitividad, González Muñoz reiteró los beneficios de simplificar y digitalizar los trámites del autotransporte, a fin de optimizar los procesos y evitar hechos de corrupción. En este sentido, Morán Moguel afirmó que se han realizado cambios administrativos al interior de la Subsecretaria para dar respuesta a todos los trámites en menos de dos días a partir de la entrega total de la documentación del transportista- Además, señaló que las altas y bajas de vehículos, así como la expedición de licencias y placas son algunos de los trámites que la Subsecretaría buscaría simplificar en el corto plazo, y se comprometió a analizar otros trámites y procesos para determinar cuáles convendrá digitalizar.

Respecto a la profesionalización, se ratificó el compromiso de alcanzar 20 centros de capacitación en el país, y se pidió el apoyo de la dependencia para agilizar los trámites que pide la SCT para la acreditación de los recintos educativos.

En cuanto al comercio internacional, la petición de CANACAR fue clara: analizar en conjunto la forma en que las empresas americanas están operando en México, así como la forma en que se llevan a los operadores a trabajar a Estados Unidos.

También se hablo de añadir una leyenda en la licencia de los conductores fronterizos, donde se especifique su validez únicamente en cierto rango del territorio mexicano, con la finalidad de reducir la competencia desleal en la región.

Morán Moguel se comprometió a analizar a fondo el tema, a cruzar información con el SAT y aduanas, a fin de identificar prácticas que afecten el desarrollo de los transportistas mexicanos.

En ese sentido, CANACAR también propuso investigar el crecimiento desmedido que han tenido los operadores logísticos extranjeros al margen de vacíos legales, ocasionando una reducción en las utilidades, sobre todo, de los micro y pequeños transportistas.

Otro de los temas que la Subsecretaría calificó como prioritario en la actual gestión fue el relativo a la prestación del servicio de Grúas. Salomón Elnecavé adelantó que la DGAF se reunirá en esta semana con directivos de CONAMER para destrabar el anteproyecto del Reglamento de los Servicios Auxiliares de Arrastre, Arrastre y Salvamento y Depósito de Vehículos, y confirmó que se solicitará el apoyo de CANACAR para analizar y, en su caso, actualizar el tabulador de los servicios.

Adicionalmente, los transportistas pidieron al funcionario que se investigue el incremento desmedido de los permisos otorgados a nuevos prestadores de este servicio, pues se ha identificado que no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad en sus vehículos ni en la ubicación de los depósitos vehiculares, entre otros aspectos.

Por parte de CANACAR, a la reunión acudieron algunos integrantes del Consejo Nacional Ejecutivo: Antonio Elola Salas, Carlos Salas Martínez, Ernesto Gaytán Palomo, Ismael Romo Márquez, José Refugio Muñoz López, Miguel Ángel Martínez Millán, Ramón Medrano Ibarra, Roberto Díaz Ruíz, Rogelio Montemayor Morineau y Uriel Joffre.

En representación del gobierno federal estuvieron presentes Ricardo Alfredo Neri Vela, director general de la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte y Elizabeth Barba, directora del Centro Metropolitano de la DGAF en la Ciudad de México.

X