Comunicado leído ante los representantes de los medios que asistieron esta mañana a la conferencia de prensa de CANACAR.


Las 157 empresas al servicio de PEMEX Logística, en su amplia mayoría micro y pequeñas, por nuestro conducto, manifiestan su beneplácito por el anuncio que dio el Presidente de la República el pasado 4 de noviembre, del descubrimiento de un importante yacimiento de petróleo y de gas asociado en el sur de Veracruz.

De acuerdo a lo expresado por el presidente Peña Nieto, dicho yacimiento tiene un volumen original de más de 1500 millones de barriles de crudo, que podrían representar alrededor de 350 millones de barriles de reservas probadas, probables y posibles: el hallazgo de PEMEX más importante en campos terrestres en los últimos 15 años.

Asimismo, felicitan a la empresa productiva del Estado por el inicio de los trabajos para la construcción de la torre fraccionadora de la planta de coquización en la refinería de Tula, que con una inversión total de casi 4 mil 600 millones de dólares, aumentará la producción de gasolinas y diésel en casi un 43% con la misma cantidad de petróleo, para abastecer a la ciudad de México y los estados de México, Hidalgo, Querétaro y Morelos (una tercera parte del sistema nacional de refinación); según palabras del Director General de PEMEX.

Desde luego en esta misma ruta es fundamental la estabilización de las finanzas de la empresa, misma que al parecer, de acuerdo a lo expresado por el propio doctor José Antonio González, se ha venido logrando y hoy está mejor evaluada y posicionada por las calificadoras del mundo, comentó que el riesgo financiero de PEMEX se ha reducido en un 2%.

Ante este, aparentemente futuro promisorio, los autotransportistas, que siempre se la han jugado con la hoy denominada empresa productiva del estado, reiteran su compromiso de seguirlo haciendo y contribuir a posicionarla como una empresa mucho más productiva, más estable, con capacidad para competir en los mercados internacionales y pueda producir más petróleo y, en consecuencia, mayor producción de gasolina y diésel para nuestro país, que es el deseo de todos los mexicanos.

Hace casi un año, el 14 de noviembre de 2016, unos días posteriores a la presentación del plan de negocios de PEMEX, los autotransportistas a su servicio, presentaron ante el Director General su propuesta de acciones de como las 157 empresas, con sus 3 mil 300 unidades, que proporcionan el estratégico servicio del transporte de gasolina, diesel, turbosina y combustóleo, podrían ser parte activa de este proceso.

Habían anunciado, que PEMEX Logística, con sus activos, nacía como la quinta empresa de logística más grande de todo el mundo. Desde luego el transporte, como parte de esa cadena no podía quedar al margen.

Para ello era necesario cuidar el justo equilibrio entre todos los eslabones para evitar que la cadena de explotación, producción, distribución, comercialización y consumo se rompiera.

Se plantearon las necesidades de corto plazo: optimizar el transporte y distribución de productos petrolíferos, reducir los tiempos de carga y descarga en las terminales de almacenamiento y reparto y reducir faltantes, entre otras.

De manera muy puntual, se presentaron propuestas para mejorar el abasto, haciendo que los autotanques entreguen directamente a las estaciones de servicio, minimizarían los tiempos de descarga en las TAR´S y los costos operativos que se generan y la capacidad de reacción en las emergencias se incrementaría.

Para un mayor ahorro y flexibilidad en la operación, se propuso sustituir el ferrocarril por autotanques, en las rutas en que éstos son más eficientes.

Se planteó también implementar el sistema VOC de costeo, que permite que los ahorros se traduzcan en una reducción de costos para PEMEX, tal y como sucede en las mejores prácticas internacionales implementadas por empresas líderes.

Con estas propuestas y en alianza con los transportistas, ofrecería el servicio de transporte (3PL) a nuevos clientes, entregando producto a las TAR´S o directamente a estaciones de servicio, para generar ingresos extras.

Con esta óptica, de acuerdo a lo convenido en dicha reunión, en diciembre de 2016 se le envió la propuesta de bases para la celebración de un contrato de nueva generación entre PEMEX y las empresas autotransportistas de carga.

A principios de año, a consecuencia del reiterado incumplimiento del contrato celebrado desde 2009 y al desorbitante incremento en los precios de los insumos del autotransporte, particularmente del diésel, la situación económica y financiera de las empresas se agravó poniendo en riesgo su operación y el abasto de combustibles en el país, lo que evidentemente se manifestó en una crisis en la relación de trabajo del cliente con sus prestadores de servicio.

Dicha relación logró restablecerse con la firma de un nuevo contrato entre PEMEX logística y las empresas a su servicio, suscrito a finales de febrero del presente año. Para su implementación se acordó, con el Director de PEMEX Logística, la instalación de talleres de análisis en la búsqueda de consensos. dichas reuniones, un total de ocho, se desarrollaron durante los meses de junio, julio y agosto.

Hoy, a casi dos meses que se presentaron los resultados al Director de PEMEX Logística, el proceso se encuentra detenido por causas que no son imputables a los transportistas.

De nueva cuenta se enfrentan al incumplimiento, por parte de la empresa, de este nuevo contrato, lo que aunado a la reiterada falta de pago de los fletes realizados (a principios de octubre se les adeuadaban alrededor de 1,500 millones de pesos) y al constante incremento en el precio de los insumos, el riesgo de que la cadena se rompa por el eslabón, en estos momentos más débil, es una realidad.

Ante tal emergencia, los autotransportistas al servicio de PEMEX, por conducto de la cámara, nuevamente piden la intervención del Director General de PEMEX (ya se le han dirigido dos escritos) y demás autoridades competentes, a efecto de que se atienda esta situación que coloca a las empresas al servicio de PEMEX en una real condición de quiebra técnica.

Muchas gracias.